Opinó que si México regresa a la Copa Libertadores, se elevaría el nivel del torneo por la jerarquía que tienen los equipos mexicanos, además sería un beneficio recíproco para mejorar al futbolista y a la Liga MX.

El inicio del calendario fue exigente, más la auto exigencia nuestra nos llevó a esa presión, sumado a los resultados, aumentó esa situación, ahora viene un partido a la vez, primero Bravos de Juárez y afinar las jugadas, sus terminaciones y terminarlas bien, declaró el Director Técnico del Puebla Nicolás Larcamón.

En conferencia de prensa, expuso que el primer paso se dará este viernes, el manejo de la pelota y la profundidad son un buen punto de partida, ya lo hicimos en el Estadio Azteca frente al América, el proceso lleva tiempo pero vamos en la búsqueda del triunfo.

El argentino insiste que si hay dominio ante los fronterizos se resolverá la definición, que tampoco es trascendental, no se capitalizó ante rivales como Monterrey y América, contra Bravos retomaremos la vía del gol. «Enfrentaremos a un equipo que sabe a lo que juega, se estructura muy bien defensivamente en bloque, con sus transiciones defensa-ataque y jerarquía en su centro delantero Marco Fabián, de los mejores de la liga, centraliza bastante las conexiones con Lezcano para encontrar juego con segundas pelotas, además circuito con los estaremos e interiores, para dominar sin sobre saltos, dominar la pelota y territorio, estructurar el juego de prevención para que las transiciones del rival no sean profundas», expresó.

Del regreso de México a la Copa Libertadores, opinó que se jerarquizaría mucho, los equipos mexicanos fueron animadores, llegaron a instancias finales, pudieron proclamarse campeones, sólo faltó un poco de suerte, los que podrían competir estarían a la altura de cualquiera, en reciprocidad, esta competencia mejoraría al futbolista, las exigencias deportivas en la liga, sería una buena posibilidad tanto para el torneo, como para la Liga MX.

Finalmente, Larcamón informó que el parado para éste viernes está casi listo, se evalúan posibilidades con el trabajo día a día, ver las opciones como Araujo o Aguilar, posibles modificaciones respecto al juego anterior. Yo no me muero con la mía, tengo convicción, pero no me caso con ningún jugador, a veces hay aciertos y a veces no, si hay identidad de juego, nos basamos en metodología del trabajo para dar intensión a un juego posicional para ser protagónicos: «Vamos bien, estoy consciente del coeficiente que podría empatarse, con nuestra convicción, los porcentajes quedarán de lado», expresó.

De Marcelo Bielsa admira la ética como entrenador, reconocido internacionalmente, también por su inteligencia para el manejo del juego, mas no es una influencia directa para su proceder, mi método se debe a diferentes sistemas y escuelas, nada tiene que ver con Bielsa, concluyó..

Deja un comentario