A 129 días de que inicie la primera edición de los Juegos Panamericanos Juveniles en Cali, Colombia, el velerista Gerardo Benítez Rodríguez, ocupará la única plaza en Laser Standard otorgada a México para la justa continental tras protagonizar un impecable selectivo nominal el fin de semana en el lago de su natal Valle de Bravo, Estado de México.

El atleta de 20 años logró la hazaña al imponerse sobre más de 10 exponentes Sub-23 de la República Mexicana y tras el logro, en plática con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), aseguró “cumplió uno de los objetivos más importante en su carrera”.

“Me siento muy contento de ya tener ese lugar seguro y voy a ir a pelear con todo en Colombia por la medalla; sí me sentía bastante listo, aplicar lo que justo estaba entrenando, concentrado en eso y así el resultado llegó”, comentó.

“Estoy emocionado, llevo ya casi un año con este objetivo porque desde que supimos de que se van a realizar los primeros Juegos Panamericanos Juveniles, fijamos la meta y hemos estado trabajando para llegar lo mejor posible pese a las complicaciones que presentó la pandemia por covid-19”, agregó. 

Gerardo Benítez, cuatro veces campeón nacional, venía de una óptima concentración en Islas Canarias y este fin de semana vio cristalizado un sueño, pues reafirmó que la próxima cita continental abrirá la puerta al ascenso deportivo de los jóvenes atletas, que se visualizan como la base de los próximos Juegos Olímpicos París 2024.

“Sin duda, es una gran oportunidad, ya que una vez que terminas la etapa juvenil en vela entras a la categoría senior para tener más apoyo y tener un nivel muy alto, pero ahora con los Panamericanos Juveniles, así como los Olímpicos Juveniles, son oportunidades previas para seguir un mejor camino”, dijo.

“En México estamos creciendo bastante las nuevas generaciones que somos las próximas para París 2024 y es bueno que los juveniles ya compitamos en un nivel más alto, eso me hace sentir contento con este proceso que he llevado con disciplina porque es algo más personal, es conmigo, pensar en Olímpicos, en medalla, pero lo importante es que me hace sacar lo mejor de mí y estar enfocado en ese objetivo”, comentó. 

La vela, una herencia familiar

Con su lugar asegurado en Cali 2021, Gerardo Benítez, emocionado, compartió a la CONADE que la vela ha estado presente a lo largo de su vida en Valle de Bravo, pues lo considera una herencia familiar, ya que su padre, sus tíos y sus hermanos lo practicaron, por lo que desde pequeño ha presente en la navegación y al paso del tiempo ha ido forjando su camino paso a paso al tener una cultura del deporte desde temprana edad.

“Toda mi familia ha practicado vela; desde muy pequeño he estado en los veleros, mi papá competía y desde chico comencé a ir con ellos, a los 4-5 años ya estaba saltando arriba de un velero. A los 13 años me comenzó a llamar la atención, inicié en competencias y se incrementaron los sentimientos de querer ganar, de ser el mejor y desde muy chiquito he tenido la cultura del deporte y soñar con unos Juegos Olímpicos, ahora ya no solo es un sueño es un objetivo”, externó.

Por admin

Deja un comentario