La selección mexicana de clavados partió optimista la madrugada de este martes rumbo a la Copa del Mundo de Tokio, donde buscarán seis plazas olímpicas.

Encabezada por los medallistas olímpicos Alejandra Orozco, Paola Espinosa, Iván García y Germán Sánchez, el equipo se mostró confiado de conseguir la meta trazada y por la cual han trabajado arduamente los últimos meses.

“Cuando se aplazaron los Juegos lo vimos como una ventaja porque teníamos un año más para aumentar el grado de dificultad, Gabriela Agúndez y yo trabajamos buscando la excelencia, vamos con toda la actitud para conseguir el boleto sincronizado en plataforma”, comentó Orozco, quien consiguió la plaza individual en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Hasta el momento, los saltos ornamentales cuentan con seis lugares para Tokio 2020. Para obtener una plaza en la modalidad individual, los clavadistas deben avanzar a semifinales, mientras que en sincronizados tienen que llegar a la final.

“Estoy un poco nerviosa después de tanto tiempo de no competir, pero ilusionada de ir en trampolín de tres metros con Melanie Hernández. Hemos perfeccionado nuestros saltos y yo conseguí subir de peso para vernos mejor. Ya somos una pareja conocida y capaz de conseguir una medalla”, aseguró Paola Espinosa.

México asistirá a la capital japonesa con equipo completo en caso de lograr las seis plazas, algo que no sucede desde los Juegos Olímpicos Sidney 2000.

El equipo que viajó a territorio japonés lo integran los especialista en trampolín 3 m Melany Hernández, Aranza Vázquez, Jahir Ocampo, Rodrigo Diego, así como Paola Espinosa/M. Hernández y Yael Castillo/Juan Celaya en sincronizados.

En plataforma 10 m estarán Gabriela Agúndez, Montserrat Gutiérrez, Iván García, Randal Willars, mientras que en sincronizados, Alejandra Orozco/Gabriela Agúndez y Randall Willars/Iván García.

Arantza Vázquez

Por admin

Deja un comentario