En la semana 6 de la NFL completa una jornada más del mejor fútbol americano del mundo que de nueva cuenta nos mostró que los partidos no se pueden ganar en el primero, segundo o tercer cuarto; conforme vayamos avanzando verán el porqué.

Iniciamos esta semana con un duelo que en papel pondría a las Águilas de Filadelfia por debajo de los Bucaneros de Bruce Arians, y así parecía que se mantendría cuando Tampa tomó ventaja de 14 puntos llegando al tercer cuarto. Sin embargo las Águilas pelearían pero no sería suficiente para los de Jalen Hurts que terminaron cayendo por seis puntos 28 a 22.

El domingo arrancaba temprano en Londres con un poco atractivo duelo entre Jaguares y Delfines que fue de todo menos aburrido, con ambos equipos dando todo por la victoria; al final los Jaguares que llegaron a 20 juegos consecutivos sin ganar se llevaron s primera victoria de la campaña en el último segundo del juego, marcando la segunda racha más larga de derrotas consecutivas y la primera victoria de Trevor Lawrence y Urban Meyer a nivel NFL.

Empezamos por los juegos del domingo que terminaron en un equipo pasando por encima del otro. Cincinnati, Indianápolis, Los Ángeles (Rams), Kansas City, Arizona y Baltimore consiguieron victorias por gran margen frente a Detroit, Houston, Nueva York (Giants), Washington, Cleveland y Los Ángeles (Chargers), este último se esperaba que fuera uno de los duelos de la semana pero Lamar Jackson cada vez se está mostrando más sólido en los controles de la ofensiva de los Cuervos y de paso se convirtió en el QB con más victorias antes de los 25 años de edad.

Mientras que en el campo del soldado los Osos de Chicago hicieron cuanto pudieron para frenar a A-Rod y los Empacadores que salieron de la tierra de Walter Payton victoriosos por marcador de 24 a 14, un dato curioso de este juego fue que Rodgers tras cerrar el juego con una anotación se dirigió a la afición de los Osos y gritó “aún soy su dueño” a los aficionados que se encontraban cerca, todo esto se dio después de que una aficionada hiciera una seña a Rodgers quien simplemente se desconectó como lo apuntó en la conferencia de prensa.

Por su parte Vikingos y Panteras se encontraron en un duelo donde ambos necesitaban victoria, pero el equipo de Minnesota conseguiría llevarse el balón terminando el juego en tiempo extra con una anotación de KJ Osborn que celebró al más puro estilo de Steffon Diggs tras el “milagro de Minneapolis” lanzando el casco, claro que esta instancia no es la misma pero refleja lo que significó esta victoria para la nación Skol.

Los Raiders tras verse envueltos en la polémica fuera del campo provocada por la salida de Jon Gruden, que en la semana también perdió su lugar en el círculo de honor de los Bucaneros por las razones que ya conocemos, llegaron a Denver para dar un buen juego y vencer a los Broncos para retomar la cima del oeste de la americana.

En Dallas los Patriotas de Mac Jones dieron un auténtico duelo digno de franquicias que combinadas tienen 11 trofeos Lombardi. Toma y daca sin cesar que parecía cerrarse con una intercepción más para el posible defensivo del año Trevon Diggs quien llevó un pick six, para al poco tiempo cometer un error que le dio vida a Nueva Inglaterra para llevar el juego a tiempo extra. Donde se presentaría una jugada controversial que terminaría por sellar el destino de los Pats, destacar el enorme juego de CeeDee Lamb con 149 yardas y 2 anotaciones.

En la noche los Acereros necesitados de una victoria recibían a Seattle sin la estrella Russell Wilson, parecía que la victoria se iba a quedar fácilmente en la ciudad de Pittsburgh cuando el gran juego terrestre de Seattle empezó a dar frutos y fue suficiente para acercar a los Halcones Marinos, con pocos segundos en el último cuarto DK Metcalf recibió un pase donde buscando más yardas perdería un balón que casi le cuesta el juego a los visitantes y razón por la cual tuvo una discusión con el miembro del salón de la fama Shannon Sharpe en twitter. Regresando al juego, los Hawks lograron llevar al tiempo extra a los Acereros que de la mano de un brillante juego de TJ Watt recuperaron el balón que llevó al gol de campo de la victoria.

Finalmente la jornada cerró con la cereza del pastel entre el poderío terrestre de Tennessee y la potente ofensiva de Búfalo en la ciudad de la música, un duelo que parecía que los Bills podrían ganar pero los de Mike Vrabel se mantuvieron en la pelea todo el juego corriendo a placer frente a una de las mejores defensivas actualmente de la liga, al final el juego se decidió con una decisión controversial por parte de los Bills donde en cuarta oportunidad decidieron ir por todo o nada y se fueron con las manos vacías tras no concretar esa cuarta oportunidad teniendo la posibilidad de empatar el juego. Lo que le dio la victoria a los Titanes poniendo a ambos equipos con récord de 4-2.

La siguiente semana arranca con un duelo donde Denver visita al hospital de los Browns de Cleveland quienes tienen muchas bajas de cara al juego, mientras que los Jefes y Titanes se medirán en una revancha del juego por la conferencia americana del 2019 en lo que puede ser el duelo de la semana. Mientras que Dallas, Búfalo, Minnesota, Pittsburgh, Cargadores de Los Ángeles y Jacksonville descansan.

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario